ESCUELA DE DOCTORADO

 
Tesis Doctorales de la Universidad de Alcalá
Más información
SOCIAL AND PSYCHOLOGICAL CHALLENGES FACING SCHOLARSHIP SAUDI STUDENTS STUDYING IN FOREIGN COUNTRIES
Autor/aMahdi S Alomari, Mohammed
DepartamentoCiencias de la Educación
Director/aIborra Cuéllar, Alejandro
Fecha de defensa16-09-2022
CalificaciónAprobado
ProgramaEducación (RD 99/2011)
Mención internacionalNo
ResumenEl estudio pretendía explorar y averiguar las razones de los retos psicológicos a los que se enfrentan los estudiantes becados saudíes que estudian en países extranjeros, así como los efectos de dichos retos. La muestra del estudio consistió en 1.446 estudiantes masculinos y femeninos del total de estudiantes saudíes en cada uno de los Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia (75.485). El investigador utilizó un enfoque analítico descriptivo para alcanzar los objetivos del estudio. Se preparó un cuestionario para explorar los retos sociales y psicológicos a los que se enfrentan las becas de los estudiantes saudíes que estudian en países extranjeros que constaba de (67) términos. Los resultados mostraron que había diferencias estadísticamente significativas en la dimensión de apoyo social y psicológico durante los tres primeros meses de beca y en la dimensión de identidad y pertenencia al grupo étnico, así como en la puntuación global del cuestionario de retos psicológicos y sociales, en función de la variable género, y la diferencia era a favor de los varones. La primera pregunta exploró los principales retos psicológicos y sociales de los estudiantes becarios saudíes que participan en un programa de estudios en el extranjero. Hay un claro reconocimiento de los cambios culturales de la cultura de acogida y la original desde el principio. Tomando la estancia en su conjunto (más allá de los tres primeros meses) el principal interés tiene que ver con la integración o conciliación de la visión de la vida que tienen en la nueva cultura con la suya propia. Hay un sentimiento de orgullo y satisfacción en relación con la cultura de origen que, como resultado, proporciona un firme sentido de identidad étnica/cultural. Al final del programa, los estudiantes destacaron la importancia de preparar programas específicos para ayudar a los estudiantes a adaptarse a la cultura de acogida, especificando los posibles problemas que pueden surgir probablemente en los tres primeros meses. Descubrimos que las mujeres se adaptaban peor que los hombres, y que también tenían puntuaciones más bajas de actitud positiva hacia la nueva cultura. Los estudiantes con un alto nivel de inglés experimentaron más estrés, probablemente porque estaban más expuestos a la cultura de acogida, en comparación con los que tenían un menor dominio del idioma. En cuanto a la variable de las condiciones de vivienda se corrobora que el patrón de integración de la aculturación implica mayores niveles de estrés. Aquellos estudiantes que vivían de forma privada interactuaban más con la cultura de origen y aunque presentaban actitudes más positivas hacia la cultura de acogida, también presentaban mayores niveles de malestar identitario. Aquellos estudiantes que vivían con sus familias o con familias de acogida (que generan un contexto con mayor seguridad y confort) tenían entonces peores actitudes hacia la cultura de acogida y mayores niveles de exploración étnica y afirmación de la propia cultura de origen. La calidad de la adaptación cultural de los estudiantes no puede entenderse sin tener en cuenta el momento de la estancia. Al final del programa se reactiva el sentido de identidad étnica en todos los estudiantes, como posible preparación para el regreso a la cultura de origen. Por el contrario, los valores de exploración de la propia cultura son mayores al principio, como forma de reafirmación ante los retos de la nueva cultura. Apoyamos la importancia de una estrategia de aculturación integradora para promover la adaptación, la transición, la satisfacción y la finalización con éxito de un programa internacional. Sin embargo, las estrategias de separación son igualmente comunes y suelen tener lugar al principio y al final del programa de estancia.