ESCUELA DE DOCTORADO

 
Tesis Doctorales de la Universidad de Alcalá
Más información
CONOCIMIENTO Y OPINIÓN DE LAS MUJERES GESTANTES Y SUS PAREJAS SOBRE LAS ENFERMERAS ESPECIALISTAS EN OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA (MATRONAS)
Autor/aCristobal Aguado, Soledad
DepartamentoBiología de Sistemas
Director/aMartín Duce, Antonio
Codirector/aDíez Fernández, Teresa de Jesús
Fecha de defensa04/06/2021
CalificaciónSobresaliente Cum Laude
ProgramaCiencias de la Salud (RD 99/2011)
Mención internacionalNo
ResumenHIPÓTESIS El nivel de conocimiento acerca de los requerimientos formativos, las competencias profesionales, el ámbito de actuación y la responsabilidad de la profesión de matrona es deficiente en aspectos generales por parte de la población a quienes van dirigidos los cuidados sobre salud sexual y reproductiva: las mujeres y sus parejas. Estas nociones están condicionadas por experiencias previas, así como por componentes personales y socioculturales. RESULTADOS Alrededor de la mitad de los participantes sabían que la matrona en España es una enfermera, el resto no lo sabían o creían que era otro tipo de profesional. La mayoría sabía que no existe restricción de sexo y que esta profesión tiene una formación específica. Los aspectos relativos a dicha formación eran bastante desconocidos, aunque la calificación a la preparación profesional fue muy alta. Las competencias de las matronas más conocidas son aquellas relacionadas con el embarazo y el parto, siendo muy desconocidas aquellas relacionadas con la ginecología, la menopausia, la educación para la salud, la docencia, la gestión o la investigación. Así mismo las competencias que conllevan más responsabilidad fueron menos atribuidas a este profesional, y en ocasiones se le atribuyen otras propias de los médicos. También los lugares en los que se sitúa principalmente a las matronas son aquellos relacionados con el parto, aunque en algunos servicios en la práctica estas no estén presentes. El conocimiento de las gestantes sobre la matrona es en general mayor que el de las parejas. Aquellos factores más influyentes en los conocimientos fueron el nivel económico, la profesión sanitaria y la presencia de una matrona en su círculo social cercano. El número de hijos y la presencia de antecedentes ginecológicos no resultó influyente en dichos conocimientos. A la mayoría de los participantes les era indiferente el sexo, edad y maternidad/paternidad de la matrona que les atienda, dándole prioridad a su profesionalidad, preparación, competencia, conocimientos y experiencia. El tiempo dedicado por las matronas, el trato recibido y la experiencia general fue bien calificada, sin verse esto influido por características personales, obstétrico-ginecológicas y socioeconómicas. El motivo descrito por el cual creían que había surgido la figura de la matrona tenía relación con actividades o funciones de la misma, con circunstancias históricas o bien con relación a la figura del médico. Las cualidades más frecuentemente consideradas como fundamentales en la matrona fueron la empatía, la paciencia y la profesionalidad. CONCLUSIONES Los conocimientos de las gestantes y sus parejas sobre las matronas son bastante escasos. La matrona continúa siendo vinculada casi exclusivamente al embarazo y al parto, relacionándola muy poco con la ginecología, la investigación, la docencia y la gestión. La experiencia general con estas profesionales es calificada como buena o muy buena por la mayoría de los participantes. Los aspectos que más influyen en los conocimientos sobre las matronas son el nivel económico, la pertenencia a una profesión sanitaria y la presencia de una matrona en el círculo social cercano. A la mayoría les es indiferente el sexo, la edad y la maternidad/paternidad de la matrona que les pueda atender, importándoles únicamente su profesionalidad, preparación, competencia, experiencia y conocimientos. Las cualidades más frecuentemente consideradas como fundamentales en la matrona son la empatía, la paciencia y la profesionalidad. Es necesario trabajar en la promoción de la profesión de la matrona para que las mujeres y sus familias conozcan a este profesional y reciban de forma eficaz y equitativa los cuidados que precisen.