ESCUELA DE DOCTORADO

 
Tesis Doctorales de la Universidad de Alcalá
Más información
NEOPLASIAS NO DEFINITORIAS DE SIDA EN PACIENTES VIH
Autor/aOlmedo Samperio, Maria
DepartamentoBiología de Sistemas
Director/aMoreno Guillén, Santiago
Fecha de defensa24/06/2019
CalificaciónSobresaliente Cum Laude
ProgramaCiencias de la Salud (RD 99/2011)
Mención internacionalNo
ResumenEl virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) sigue siendo uno de los más graves problemas de salud pública del mundo. La introducción de la terapia antirretroviral de gran actividad en 1996 y la profilaxis de las infecciones oportunistas han supuesto una disminución muy importante de la morbimortalidad asociada a la infección por el VIH. Debido al aumento de la supervivencia, en los últimos años han cobrado especial interés en los pacientes con infección por el VIH los eventos no definitorios de SIDA, y dentro de ellos los tumores no definitorios de SIDA (TNDS), que actualmente se asocian a una importante morbimortalidad. En cuanto a los TNDS, hay muchos aspectos que se desconocen y cuyo conocimiento podría ser relevante en el cuidado de los pacientes. Éste es un estudio de cohortes obtenido de la Cohorte de la Red de Investigación de SIDA, CoRIS. CoRIS es una cohorte abierta y multicéntrica de sujetos VIH-positivos mayores de 13 años de edad y naive a TAR a la entrada en la cohorte. Conclusiones: 1. Las neoplasias no definitorias de sida son una complicación frecuente en los pacientes infectados por VIH en tratamiento antirretroviral incluidos en CoRIS. Afecta al 2% de los pacientes, con una incidencia global de 4,6 nuevos cánceres por 1000 pacientes año. 2. Las neoplasias no definitorias de sida son también una causa importante de mortalidad. Son la segunda causa global (después del conjunto de entidades que definen sida) y la primera como causa única. A distancia, la siguen las infecciones no definitorias de sida. 3. Entre los tumores más frecuentes predominan aquellos relacionados con etiología infecciosa. En orden de frecuencia han sido el cáncer de canal anal (incluyendo displasias de alto grado), linfoma de Hodgkin, cáncer de pulmón, de útero y el hepatocarcinoma. Estas cinco entidades suponen dos tercios de todas las neoplasias diagnosticadas durante el periodo de estudio. 4. Como factores de riesgo comunes para el desarrollo de neoplasias hemos identificado la edad y el recuento de linfocitos T CD4+ antes de iniciar el tratamiento antirretroviral. 5. Existen factores específicos que de modo independiente aumentan el riesgo de neoplasias particulares. Entre los que se han podido analizar, hemos identificado la coinfección por VHC y VHB para el desarrollo de hepatocarcinoma. 6. Globalmente, la incidencia de neoplasias en la población de CoRIS no es superior a la de la población general. Sin embargo, cuando el análisis se limita a población joven existe un riesgo desproporcionado en la población con infección por VIH respecto a la población general. Esta diferencia es más marcada en los pacientes que inician tratamiento con importante inmunodepresión, pero se mantiene también en pacientes con inmunidad más conservada. 7. El tratamiento antirretroviral solo tiene un efecto parcialmente beneficioso en disminuir el riesgo de desarrollo de neoplasias. La no recuperación de la cifra de CD4 con el TAR conduce a un riesgo muy elevado de desarrollar neoplasias, superior al que tienen los pacientes con niveles semejantes de inmunodepresión basal que recuperan, aunque sea parcialmente, la inmunidad.