ESCUELA DE DOCTORADO

 
Tesis Doctorales de la Universidad de Alcalá
Más información
TERAPIA PREVENTIVA CON ÁCIDO ACELTILSALICÍLICO. RIESGO DE HEMORRAGIA Y CONSECUENCIAS DEL ABANDONO DEL TRATAMIENTO POR ESTE MOTIVO
Autor/aGonzalez Perez, Antonio
DepartamentoCiencias Biomédicas
Director/aAbajo Iglesias, Francisco José de
Fecha de defensa17/07/2017
CalificaciónSobresaliente Cum Laude
ProgramaDoctorado en Ciencias de la Salud (RD 1393/2007)
Mención internacionalNo
ResumenTítulo de la tesis ¿Terapia preventiva con ácido acetilsalicílico, riesgo de hemorragia y consecuencias del abandono del tratamiento por este motivo¿ Introducción: Conocer el balance entre los beneficios del tratamiento con ácido acetilsalicílico (AAS) y sus riesgos resulta fundamental particularmente en pacientes que han sufrido un episodio hemorrágico previo, a raíz del cual a menudo abandonan este tratamiento. Métodos: Se realizaron un total de cinco estudios usando la base de datos THIN del Reino Unido. En el primero se estimó la tasa de incidencia de accidentes cerebrovasculares de tipo hemorrágico (ACV-H) en una cohorte de usuarios de AAS y se analizaron sus determinantes. En el segundo estudio se estimaron simultáneamente las tasas de incidencia y los determinantes de tres tipos de episodios hemorrágicos (ACV-H, hemorragia digestiva alta o HDA, y hemorragia digestiva baja o HDB) en pacientes que han sufrido una hospitalización relacionada con un síndrome coronario. El tercer estudio analizó los patrones de uso de AAS y otros fármacos antes y después de haber sufrido una HDA. El cuarto estudio analizó la supervivencia de un grupo de pacientes que experimentaron un episodio de HDA mientras estaban en tratamiento con AAS según reiniciaran o no este fármaco. El quinto y último estudio analizó la supervivencia y sus factores determinantes en un grupo de pacientes que han sufrido un ACV-H. Resultados: La incidencia de ACV-H en pacientes que comienzan el tratamiento con AAS fue de 5,70 casos por 10.000 años-persona. El riesgo de ACV-H fue mayor en aquellos pacientes con episodios anteriores (OR=4,84; IC95%:1,48-15,88) y mucho mayor en aquellos con que usaban warfarina junto con AAS (OR=23,42; IC95%:4,89-112,10). En el segundo estudio, las tasas de incidencia de ACV-H, HDA, y HDB fueron respectivamente de 5,0, 11,9 y 25,5 eventos por 10.000 años-persona. Aunque el uso de AAS en monoterapia no aumentó el riesgo de sangrado, la combinación de AAS con warfarina o con clopidogrel si que aumentó el riesgo de ACV-H (OR=6,36; IC95%:1,34-30,16) y HDA (OR=2,42; IC95%:1,09-5,36) respectivamente. En el tercer estudio encontramos que el 43% de los pacientes reinician AAS un año después de un episodio de HDA, comparado con el 66%, 69% que reinician warfarina y clopidogrel respectivamente. En el cuarto estudio encontramos que tras una HDA, los periodos de uso continuado de AAS en prevención secundaria mostraron una tendencia hacia un meyor supervivencia (HR=0,74; IC95%:0,34-1,62) frente a los periodos de no uso. En el último estudio observamos que la mortalidad disminuía un 30% en aquellos pacientes que usaban AAS después de un ACV-H (HR=0,68;IC95%:0,53-0,88) frente a los no tratados. Discusión: Los estimaciones de incidencia de diversos eventos hemorrágicos obtenidos resultan fundamentales a la hora de valorar el riesgo de aparición de estos eventos entre usuarios de AAS solo o combinado con otros agentes antitrombóticos. Por otro lado los resultados sobre uso de AAS después de un evento hemorrágico confirman la importancia de reiniciar el uso de AAS en estos pacientes, siempre que el riesgo aterotrombótico del paciente se considere lo suficientemente elevado.